Ecología en la oficina

A los Prendedores, la incoherencia no nos mola. Sería absurdo ser un medio que busca proporcionar a la gente joven información elástica que genere un cambio personal y social si en nuestra cooperativa no empezamos cuidando detalles ecológicos muy básicos. No es que seamos unos visionarios, pero sí procuramos cuidar pequeños detalles en nuestra oficina para procurar cuidar el planeta.

Algunos periódicos actuales son una fantasía. Rotativas imprimiendo y gastando papel como si no hubiera un mañana, correos electrónicos impresos y correcciones, también en papel. Los Prendedores nacimos buscando en Google cómo se sale del útero, así que lo del papel nos parece como de otra época. ¿Que se nos cansa un poco la vista? Pues, hombre, un poco sí. ¿Que a todos nos gusta emborronar un papel con pilot rojo? También es verdad. ¿Y que el planeta se irá al garete si no hacemos algo? Eso seguro. Así que el papel está absolutamente prohibido. Ordenador, móvil, tablet y hasta el fin del mundo.

En nuestra cooperativa hay buen rollo, así que somos muy de comer juntos. Táper de casita, lentejitas calentadas en el microondas y a seguir. Orgánico con orgánico, papel con papel y vidrio con vidrio. Pequeños gestos innatos en los prendedores, que muestran que siempre estamos generando cambio.